martes, 20 de marzo de 2012

Esa entrada...

Imaginacion, que te agarra derepente, te carcome la conciencia hasta que escribis esa idea- Ecribir esa historia, publicar esa entrada. No podes decir que no, esa idea, esa simple idea, se convierte en un cuento, en un texto, inpensado, inimaginado, increible. De la nada, de un hecho cotidiano, de tu propia mente, te brota esa idea, que tiene que pasarse, que contarse en forma de cuento, o de entrada.